jueves, agosto 16, 2007

poemas cotidianos



pasional


mirarme los pies
las puntas de los dedos mientras cae la tarde
saber que en alguna parte alguien está muriendo
otro agoniza en su sangre
y otro más sale a la vida sin destino

mirarme los pies
acariciarlos como tú lo hacías cuando me ofrecías tu sonrisa
y saber que la soledad acompaña al desamor
la tristeza de esta mujer
golpeada y violada por su hombre
me cuenta la crueldad de su pequeño infierno
-pero en el fondo lo amo
dice entre lágrimas

observo mis pies
y pienso en ella
la veo caminar taconeando su plástica alegría
siliconeada
paseando su efímero poder en cada pecho
de puntas más elevadas que su cerebro

sé que el día ya no da para más
tampoco la noche
ni esta madrugada
lluviosa y sombría de puerto ordaz

esperando la mañana
con su parte de guerra



nuevas palabras


qué palabra define esta sensación de lejanía
esta íntima soledad
sin ayer ni mañana
este quedarme aislado en el puro hueso
contemplando el paso raudo
de los segundos
sentir su eternidad

qué diccionario posee la palabra
que me diga de este momento
tan sin tiempo
sin espacio
rondando la cocina y sus olores
de albahaca orégano y romero
sacudiendo el polvo de la mesa
colocando sábanas en la cama
limpiando la mugre del baño
tendiendo mis camisas y pantalones
como almas flacas que se arrugan

qué palabra encuentro para nombrar mi derrota
esta incapacidad para vivir
entre apariencias
alegre y plástica


aniversario

es demasiado temprano para nacer a la muerte
y sin embargo
el tedio y la melancolía hacen de este día
un espacio que sobra
lenta mañana que agoniza
mientras la tarde avanza su calor de verano
agosto pasa sin sobresaltos
entre dibujos y lecturas de brujas y hechiceras

es demasiado temprano para nacer a la muerte
y sin embargo
tu piel ya no me reclama humedades
no me calma esta pasión
este mes clavado entre mis ojos
largo verano cóncavo
lleno de truenos secos
afiebrado en sus bordes
esperando la noche
entre dos lunas que iluminen este cansancio

es demasiado temprano para nacer a la muerte
porque todos se han ido a dormir sus miserias
sus miedos
entre discursos y declaraciones de prensa
falsos rezos en las iglesias
y no me acuerdo del nombre de mi ángel
olvidé el rostro de todos
el nombre de mi patria

es demasiado temprano
madrugada fría y lejana

nadie despierta

5 comentarios:

Yesenia dijo...

Aunque no recuerdes mi nombre..... sabes que estoy aca, en cada uno de tus momentos, en cada una de tus palabras..... es mi esencia lo que confundes con el viento.... la luz de mis ojos lo que inunda tu ventana.... pues estoy aqui, soy tu, soy lo que llego.....

alma dijo...

No me explico como estando rodeado de tantos angeles... no recuerdes el nombre de ninguno y sigas transitando el camino de la soledad y la trsteza,quien pudiera llenarla?...

Luzazul dijo...

...Son VALIDAS ESTAS LÍNEAS, CARGADAS DE TANTO SENTIMIENTO DE ZOZOBRA,TRISTEZA, SOLEDAD, DESAHOGO,etc. la Vida esta llena de Muchos Matices, así que disfruta también de estos momentos Soledades, que ellas, aunque No agradan por su sabor Amargo dejan Muchas Enseñanzas y HABLAN por si SOLAS, Estas ALLÍ aprendiendo piel a piel,en sentimientos y recuerdos y Ver que ASÍ ES LA VIDA y NADA es Perfecto!!! SOLO VIVE Intensamente y DISFRUTA al MÁXIMO de los Que QUISIERAS ATESORAR TODA UNA ETERNIDAD e igualmente plásmalos en Tus escritos Como BIEN lo sabes hacer, TE QUIERO MUCHO Amigo Bello!!!

Ophir Alviárez dijo...

Tus poemas cotidianos van in crescendo, al extremo de que en el último, confluyen las sensaciones de los anteriores y la mezcla es explosiva aunque no deja de ser ¿cálida, tal vez?

Quizá no sea la palabra, lo que sí es sin duda, es esa fuerza que se hace del ojo lector y lo arrincona increpándolo con ese verso inicial de Aniversario, que como un eco, se mantiene a lo largo del poema.

Lo disfruté, sí.

Saluditos cercanos,

OA

Berenice dijo...

Es un placer encontrar rinconcitos como este en que las palabras se acomodan como en casa y hacen llegar calorcito