viernes, noviembre 23, 2007

poemas cotidianos


recuerdos


te he aguardado por años quizá tantos

y me he dormido en tu mirada

habrías sido aquella escolar de mis primeros años

o acaso luego

la del autobús en alta noche


universidad plaza venezuela


yo esperaba la salida de hombres y mujeres

de la medianoche

calle de la puñalada bar pullman

el gato pescador


sé que viajaste a mi lado


he tocado grandes puertas de madera

las esculturas del bernini

la casa de leopardi

aquella de brecht en ausburg

oré por ti en bancos de iglesias antiguas

escuchando lenguas extrañas


busqué tus ojos en el egeo

en los olivares griegos el olor de tu cuerpo

la noche de la selva me reveló los miedos

los llantos de la ausencia


no te encontré


perdí las palabras del regreso


el volver el por siempre


despiértame di tu presencia

ese borde más allá del silencio y de la noche

3 comentarios:

alma dijo...

Aqui estoy y te despierto rozando con mis labios todos tus bordes en silencio, sin ausencias, sin miedos, en armonia con tu sentir tan...

Nosotras mismas dijo...

Con permiso, me llevo tu post, para leerlo más tarde (las obligaciones, me hacen posponer los buenos momentos)

Un abrazo

mi despertar dijo...

bello blog