martes, mayo 15, 2007

día feliz


la mañana está en calma

trinan los pájaros en la luz del araguaney

no hay sobresaltos en mi costilla rota


la mañana está en calma

el mundo habla en internet

trece vidas terminaron a balazos en puerto ordaz

entre puñaladas y a pleno día

dos secuestros se esfumaron frente al poder

la tribulación de una madre terminó la vida

de un desquisiado que violó a su hija

en un país medioriental

explotó un carro-bomba

y mató a veinte personas

los inmigrantes en el país del norte serán deportados


la mañana está en calma

con mis dolores retiro la mierda

de mi gata kitty

escucho los gritos de un niño

cuando la voz del padre grita

y la madre llora su impotencia


todo está en calma

entro al messenger y veo a mis amigos virtuales

-la mujer que amo tiene más de tres horas conectada

y me deja sin metáforas

los correos de amor y felicidad inundan mis pupilas

y nublan la mañana


todo está en calma

la silueta de un recogelata pasa por la ventana

y dos niñas se escapan de la escuela


todo está en calma

el araguaney cubre los picotazos de los azulejos

mañaneros


pienso en pessoa y sus versos laceran mi alma

¡Ay de ti y de todos los que pasan la vida

queriendo inventar la máquina de la felicidad!

2 comentarios:

ÁGAPE dijo...

"A veces estamos tan pendientes de conseguir tal felicidad que dejamos pasar las cosas más sencillas, las más gratas, las más sinceras... concluyo en que la Felicidad no existe, exiten instantes de alegría, pero la felicidad plena es una utopía . Nada es eterno, sino sería una vida aburrida; también las derrotas y los pesares son a veces gratos pues en algún momento sonreiremos nuevamente... y todo será mágico.
Un abrazo! =)

Jean dijo...

Muchas veces las personas no vemos mas alla de nuestras narices. Nuestras posesiones materiales simpre son mas importantes y creemos q somos felices con ella aunq no lo seamos... me acorde de un viejo dicho "La felicidad está depende del cristal de donde se mire" pues somos felices por q no queremos ver sencillamente mas alla de nuestras narices..

Saludos
Jean Pierre Trulove